La película de la vida

La película de la vida

¿Has pensado alguna vez en la eternidad?

La vida pasa para nosotros, como una película rápida, sin que podamos retener ni por un instante el curso de los días. Y precisamente en este corto lapso de tiempo, que separa la cuna de la tumba, está en juego nuestro destino eterno. ¿Lo has pensado alguna vez?

Demasiado niño para pensarlo

Es la edad de los juegos inocentes. El niño no se preocupa por los problemas del mundo. Para él, todo es maravilloso y nuevo, Tiene muy corta edad como para pensar en cosas serias, pero la vida ya comenzó a pasar.

Demasiado despreocupado para pensarlo

En la edad del colegio, el niño, una vez terminada la clase, sólo piensa en correr y jugar. Sus padres se ocupan del hogar y la comida, mientras el niño disfruta de su libertad y niñez.

Demasiado seguro de si para pensarlo

Confiando en su fuerza, en su habilidad, su coraje e inteligencia, no soñando más que en conquistas y laureles, ignorando los obstáculos que pudieran oponerse en su camino ¿cómo el joven puede pensar en la eternidad?

Demasiado feliz para pensarlo

Para la pareja enamorada que acaba de casarse, solamente cuenta la felicidad presente. Después tendrá bastante tiempo para pensar en la eternidad.

Demasiado ocupado para pensarlo

Los negocios acaparan su tiempo, no permiten ningún atraso y no dejan tiempo ni para respirar. Es el momento de actuar y no de soñar en una eternidad problemática.

Demasiado preocupado para pensarlo

Pero todo no marcha siempre como se esperaba. Preocupaciones de toda clase vienen a abrumar el espíritu del hombre. ¿Cómo salir de la dificultad presente? Esto le interesa primeramente. Y en cuanto a la preocupación de la eternidad …???

Demasiado viejo para pensarlo

Con el cuerpo gastado por el trabajo o las enfermedades, con el espíritu a menudo fatigado por las luchas de la vida, el anciano vive en el pasado. Pasa revista a los luminosos años de su juventud, y vive de esas memorias. – Y sin embargo la eternidad está a la puerta.

Demasiado tarde para pensarlo

La tumba está ya tapada. El alma ha entrado en la eternidad. ¿Cómo? Dios lo sabe. Es demasiado tarde para pensarlo.

¿En dónde pasarás tu eternidad?

Esto depende de ti

La película no acaba en la tumba como creen algunos. La muerte es la puerta a la eternidad, sea para salvación o perdición. – ¿No merece la pena pensarlo?
Tus numerosos pecados te llevan a la perdición eterna. Pero si te arrepientes, y crees de todo corazón que Jesucristo ha venido al mundo para salvar a un pecador como tú, recibirás el perdón completo y la eterna salvación.
Porque la paga del pecado es la muerte; mas la dádiva De Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.
La Biblia, Epístola a los Romanos, capítulo 6, versículo 23.
Acuérdate de tu creador en los días de tu juventud, antes que vengan los malos días, y lleguen los años de los cuales digas: «No tengo en ellos contentamiento».
La Biblia: Libro del Eclesiastés, capítulo 12, versículo 1.